Alimentación consciente para bajar de peso y mucho más

Alimentación consciente para bajar de peso y mucho más

¿Te has preguntado alguna vez de dónde proviene tu exceso de peso y tu mala alimentación en general? Quizás tu respuesta sea que te gusta mucho comer. O que te encantan las golosinas, las chuches, los helados. O que desde la niñez te enseñaron a comer así, que en tu familia todo el mundo come de la misma manera… Pero eso no es más que una parte ínfima de la verdad.

¿Te has planteado alguna vez si lo que te pasa es que tienes carencia de amor hacia ti mismo, que necesitas reconciliarte y aprender a amarte?

Pero… ¿Reconciliarme con qué?

  • Con tu cuerpo
  • Con tu momento
  • Con lo que necesitas,
  • Con lo que te nutre
  • Con el placer sano

Reconciliarnos con nosotros mismos nos permite paralelamente reconciliarnos con nuestro cuerpo que es parte de nuestra dimensión física y nos acompaña siempre. Y por supuesto nuestro cuerpo está formado por lo que hemos comido a lo largo del día.

Tenemos que partir del hecho de conocer cuál es el momento de nuestra vida que estamos experimentando, y también dentro del día conocer en qué momento estamos. Esto nos va a servir para reconciliarnos con lo que de verdad sentimos que puede necesitar el cuerpo.

Evidentemente para eso hace falta también información que iremos acopiando para poder sentir si es el cuerpo quien nos pide un alimento que necesitamos o es nuestra mente la que nos está diciendo: lo que quiero es dulce, por ejemplo. Pero en realidad lo que tu cuerpo necesita para crearse a sí mismo todos los días es otra cosa.

También nos vamos a reconciliar con el placer sano, que es ver que en cada bocado de un alimento podemos entrar en contacto con el sabor que nos está dando y que nos gusta. Sentir que es algo que de verdad nos está dando conexión con el amor que nos sentimos a nosotros mismos, y experimentar que nos queremos a través del alimento que estamos ingiriendo.

Si tenemos la información pero aún así nos seguimos dando un alimento que sabemos que es dañino, tenemos que ver qué mecanismo mental o emocional nos está haciendo creer que necesitamos ese castigo a través del alimento.

Al ser conscientes del cambio que queremos dar en nuestra alimentación, hay que tomar las riendas y decir: yo sé que me quiero dar lo mejor, estoy empezando a amarme y me respeto en el momento en el que estoy y con el nivel de conocimiento y de consciencia que tengo ahora, voy a darme lo mejor posible.

TAREA PARA TI, AHORA

Te invito a que a lo largo del día te tomes un tiempo antes de comer para que te sientas auto responsable de ese momento y ver qué alimentos tienes en casa para darte. Y si no son alimentos sanos, pasa por un supermercado o un herbolario y compra un alimento nuevo. Integra un alimento nuevo de los que sabes que son sanos e intenta comerlo ese día.

Experimenta entonces todo el proceso que estás sintiendo: siéntate delante de la comida y siente cómo entra el alimento en tu boca, cómo lo estás sintiendo bajar por todo el sistema digestivo y ve saboreando bocado a bocado, desde el primero. Luego siente también la digestión, observa simplemente esa sensación a ver qué información te da. Experimenta cómo te sientes antes, durante y después de comer. Puede ser el principio del fin de tu exceso de peso y de tu mala alimentación.

María Garrido

Nutricionista

admin

La Escuela del Sol es un Centro de Desarrollo Humano donde se imparte Meditación Mindfulness y Yoga en Denia, además de formaciones profesionales.
Cerrar menú
>
×

Carrito