Yoga físico y mental: en la esterilla, como en la vida

Yoga físico y mental: en la esterilla, como en la vida

Hay una manera muy efectiva de cómo entrar, cómo permanecer y cómo deshacer una postura. En el caso del yoga físico, es simplemente poniendo mucha atención a cada movimiento y a cada situación aparentemente estática, a cada postura, mientras estamos en ella.

Por ejemplo, si vas a entrar a una postura de torsión, es recomendable que entres en ella exhalando. Luego permaneces en ella con una respiración consciente hasta el momento en que sientes que debes deshacerla. Luego deshaces, poco a poco, también exhalando.

A veces, suele suceder que esperas demasiado a que el profesor te diga que hay que deshacer la postura, pero ya te encontrabas incómodo en ella. Lo mejor es que puedas escucharte a ti mismo y saber cuándo es el momento de salir para poder guardar energía para deshacerla con la misma gracia, suavidad y presencia con la que entraste.

Es algo que también lo podemos llevar a nuestro día a día.

Fuera de la esterilla: yoga mental

Imagínate una relación en la que entras con una gran ilusión. Comienzas con esa presencia de ver, con curiosidad, con todos los sentidos activados, con mucha atención hacia la persona con la que empiezas a vivir esa relación…

Luego permaneces en esa relación, a lo mejor sigue presente la atención, pero llega un momento donde esta se va dispersando y ya no te das cuenta de que algo que no va bien, de que quizás hay falta de comunicación, hay algún conflicto o de alguna forma ya no existe la posibilidad de crecimiento en la relación, ya no hay nada que aprender, ya pasó el momento hace tiempo pero no te habías dado cuenta. Llega el momento en que explotas y deshaces la relación de una forma drástica, dramática.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

Cuando se trata de las relaciones, es útil mantener esa presencia, esa atención, todo el tiempo que sea posible, para darte cuenta de cuándo es el momento de deshacerla, que puede ser transformarla en otra cosa, pero con suavidad, con gracia, con curiosidad también, y con agradecimiento por lo que fue.

Si estás atento, podrás ver en lo físico esa conexión entre hacer, permanecer y deshacer con suavidad una postura, con mucha presencia y con esa gracia que nos da la conciencia, y también en el actuar en general a nivel mental y emocional, en tus relaciones.

Esa es mi invitación de hoy para ti.

Muchas gracias por todo.

Un abrazo grande.

Namaste

Naylín

admin

La Escuela del Sol es un Centro de Desarrollo Humano donde se imparte Meditación Mindfulness y Yoga en Denia, además de formaciones profesionales.
Cerrar menú
>
×

Carrito